Laberinto

  La relación capital-trabajo no tolera que nadie que exista por fuera de la mediocridad vital que impone: el embrutecimiento de la fanea cotidiana es una alquimia involutiva que transforma en plomo el oro de la riqueza existencial. Pero en el vientre de la bestia hay quienes optan, con lo que les resta de energía […]

Medicina para una pesadilla

 Seguramente ahora El mundo debería ver Que lo que creen que es verdadero No lo es. Por siglos El mundo en general No ha podido sentir La diferencia Entre lo falso Y lo verdadero. La historia de esta “realidad” forzada No es la voluntad celestial de ser . . . . . . . . […]

Lo que todos queremos

(“¿Vives por acá?”)                                                                                                   (“Mmm eres de las calladas”)   This wheel spins let me off / Esta rueda da vueltas déjenme bajar It’s not for lack of trying / No es por falta […]

Orgías del progreso (segunda parte)

“Esos espacios están producidos. La «materia prima» a partir de la cual se han producido no es otra que la naturaleza. Son productos de una actividad donde la economía y la técnica están involucradas, pero van mucho más lejos: son productos políticos, espacios estratégicos. El término «estrategia» comprende proyectos y acciones muy diferentes, combina la […]

Obscenidad y riqueza

Publicado originalmente en  Streifzuege (Viena) en el 2005 Franz Schandl Comencemos en Belo Horizonte. Cada vez que un buen amigo, que desde hace algunos años vive en Brasil, visita Austria, necesita acostumbrarse de nuevo al hecho de poder caminar por las calles de noche sin ser molestado. En Belo Horizonte un paseo así es prácticamente […]

Antítesis

Para quien no se conforma existe el peligro de que se tenga por mejor que los demás y de que utilice su crítica de la sociedad como ideología al servicio de su interés privado. Mientras trata de hacer de su propia existencia una pálida imagen de la existencia recta debiera tener siempre presente esa palidez […]

Orgías del progreso

“Dado que la gente tiene cada vez menos inhibiciones, o no demasiadas, sin estar por ello ni una pizca más sana, un método catártico cuya norma no fuera la perfecta adaptación y el éxito económico tendría que ir encaminado a despertar en los hombres la conciencia de la infelicidad, de la general y de la […]